Hylé Psicología – Psicoterapeutas y Psicólogos en Barcelona
C/ del Rosselló, 443, Entlo. 6ª
· 08025 · Barcelona · 668 880 732

Jugando con la emoción de sorpresa

Índice de contenidos

Las redes sociales están llenas de tutoriales que hablan de cómo generar la emoción de sorpresa en los demás para atraer su atención sobre nosotros. Sea como objetivo de ventas, de seducción, para “causar impacto” y demás llamamientos manipulativos, parece haberse asentado la idea de que sorprender es la mejor manera de conseguir lo que deseamos. Hacer algo inesperado que asombre, maraville y deje boquiabierta a nuestra víctima … – perdón, audiencia – es la receta actual del éxito, llámese empresarial o en First Dates.

Este mensaje basa toda su fuerza en la creencia de que provocar asombro – positivo, claro está – es la puerta de entrada a resultar atractivo, deseable e interesante. Lo cual no está exento de verdad, pero es una idea algo simplista, que pasa por alto muchos otros factores como, por ejemplo, que hacer algo inesperado no es la única manera de atraer la atención de otras personas – novedoso no es exactamente lo mismo que inesperado -, y que a veces incluso consigue el efecto contrario, porque depende fuertemente del público al que nos dirigimos. 

También obvia que las expectativas de los demás las solemos desconocer, salvo excepciones y, por tanto, no podemos saber de antemano qué les va a sorprender agradablemente y qué les puede llegar a disgustar. La línea que separa ser original y sorprendente de decir algo que suene ridículo o fuera de contexto es muy fina. Por no hablar de lo complicado que es “forzar” esta cualidad de causar una emoción de sorpresa empleando presuntas fórmulas estereotipadas, que nos remiten a la famosa paradoja del “sé espontáneo”.

La emoción de la sorpresa

emocion sorpresaUno de los problemas principales de este enfoque radica en una limitada comprensión de cómo funciona la emoción que entendemos por sorpresa. Se trata de una de las denominadas “emociones epistémicas”, ya que se relaciona con el conocimiento y el aprendizaje – como la curiosidad o la confusión -. Específicamente, la sorpresa orienta nuestra atención hacia la búsqueda de causas para un acontecimiento imprevisto. El efecto más destacable de sorprendernos es el desplazamiento de la atención de aquello que estábamos haciendo hacia el evento que la causa, lo que nos lleva a suspender procesos mentales en curso para tratar de procesar la nueva situación. De ahí estos “consejos” orientados a andar sorprendiendo a cada paso.

Cómo definir la sorpresa

La sorpresa es, en primer lugar, una señal que nos indica que existe una discrepancia lo suficientemente fuerte entre nuestras predicciones y lo que realmente está ocurriendo. Y en este sentido, previamente a la valoración que después hagamos – y que puede resultar muy satisfactoria – implica que en la mayoría de las ocasiones va a aparecer una primera sensación de incomodidad cuando nuestra capacidad de predicción se pone en entredicho. Además del desasosiego que puede provocar el hecho de que la sorpresa suponga una interrupción de la actividad mental; es por esto que a muchas personas no les gustan nada las sorpresas. Los humanos tendemos a valorar positivamente la consistencia y la predictibilidad, aunque por otro lado también necesitamos una dosis de acontecimientos novedosos o excitantes que nos lleven a la exploración de lo desconocido; la preferencia por una vía o la otra depende de factores de personalidad, historial de aprendizajes y de la situación vital concreta.

Más allá del primer momento de la sorpresa

Con posterioridad a la señal de discrepancia que aparece en un primer momento, se produce el desplazamiento de la atención, en el que ponemos en marcha recursos cognitivos y emocionales para hacer una evaluación del evento interruptor. Es en esta parte donde ya le damos a la situación la valoración de placentera o aversiva, en función de cómo hayamos procesado la información. En otras palabras, la señal de discrepancia es la misma tanto si me han preparado una fiesta sorpresa como si he suspendido ese examen que llevaba tan bien estudiado – algo inesperado está ocurriendo -, pero la vivencia emocional resultante – más allá de la sorpresa inicial – puede ser muy distinta. Es muy importante tener en cuenta el trasfondo de cada persona a la hora de valorar si es una buena idea prepararle una sorpresa, puesto que no todo el mundo soporta bien la inquietud que genera la señal inicial de discrepancia. Por lo general, aquellos que tienden al orden y al control como estrategias para reducir la incertidumbre, van a valorar negativamente las sorpresas, aunque sean positivas. Preparar un fin de semana de viaje sorpresa para mi pareja, si tiene una baja tolerancia a los acontecimientos inesperados, puede salirme por la culata; en vez de la esperada alegría por el detalle, hay una buena probabilidad de encontrarme con objeciones diversas relacionadas con todo lo que tenía planificado de antemano y que ahora debe alterar o cancelar.

La expresión de la sorpresa

sorpresa emocionEste tipo de escenas pueden ser muy frustrantes, especialmente si el pronóstico inicial es que al receptor le va a gustar la emoción de sorpresa, un resultado que solemos dar por hecho sin razones muy fundadas. 

La emoción de la sorpresa tiene asociada una expresión facial muy concreta – cejas enarcadas, ojos y boca abierta – que, sin embargo, no se da más que en un porcentaje muy bajo, alrededor del 10% de las ocasiones. Esta “expresión canónica” suele corresponderse a escenarios guionizados, como películas, series y programas de televisión: lo más corriente es que reaccionemos con dilatación pupilar, un descenso de la tasa de latidos y poco más, lo típico de alguien que está procesando internamente información nueva. 

La expresión facial suele ser en un primer momento de extrañeza o bloqueo, lo que puede llevarnos a lecturas erróneas de la reacción y tener que dar muchas explicaciones. Esperar una primera reacción espontánea de alegría ante un acontecimiento sorpresa positivo es un error muy común. Por ejemplo, cuando recibimos ese regalo insospechado y se nos pone una cara de pasmo que precede a conversaciones de tipo:

  • “No te ha gustado, ¿verdad?”
  • “Sí, sí, es muy bonito”
  • “Se puede cambiar, ¿eh? Tenemos el ticket”
  • “No, no, está bien así, de verdad que me gusta”
  • “Es que como has puesto esa cara …”

Para que la sorpresa haga su efecto atractor de atención, necesitamos una audiencia receptiva, que esté bien predispuesta a buscar novedades y dejarse asombrar. Por ejemplo, los niños y su curiosidad infinita, o los mayores cuando vamos ilusionados a una primera cita. Hay que tener en cuenta que, especialmente en personas adultas, no siempre podemos controlar qué elementos causarán sorpresa agradable, y de la necesidad de graduar el efecto; la estrategia de sorprender a cada paso – “causar impacto”, como dicen por ahí – genera a la larga una pérdida de efecto por habituación, cansancio o confusión ante un interlocutor del que no podemos predecir nada de antemano, una conclusión bastante inquietante.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados

Scroll al inicio

Formulario de contacto

Mándanos tu consulta y te responderemos
a la mayor brevedad posible

* Campo requerido
Información básica sobre protección de datos.

  • Responsable: Alejandro García Alamán
  • Finalidad: contestar lo antes posible al mensaje que estás enviando
  • Legitimación: consentimiento de que deseas comunicarte con nosotros
  • Destinatarios: tus datos se guardarán en Raiola Networks, nuestro proveedor de email y hosting, que cumple con la RGPD
  • Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos
  • Información adicional: puedes consultarla en nuestra Política de Privacidad.
Psicóloga en Barcelona Mónica Antequera

Mónica Antequera Fariña

Psicóloga y Psicoterapeuta

Especialidades: Terapia individual, Trauma, violencia de género, Terapia familiar

Psicóloga y psicoterapeuta humanista (Núm.Col. 16.934) Licenciada en Psicología (UB 2004), Doctorado en Personalidad, Desarrollo y Comportamiento Anormal (UB 2008), Máster en Terapia Cognitivo Social (UB 2009), Máster en Psicoterapia Humanista Individual y de Grupo (Instituto de Interacción 2014). Especializada en tratamientos avanzados para el trauma psicológico: Psicoterapia y Reprocesamiento del Trauma (Instituto Alecés 2016), Brainspotting I y II (Instituto Alecés 2016) y Psicoterapia Sensoriomotriz. Desregulación afectiva, defensas de supervivencia y memoria traumática (Sensoriomotor Psychotherapy Institut e Instituto Carl Rogers 2017). He realizado actividades de investigación, formación e intervención psicoterapéutica en diferentes ámbitos (conducta violenta, violencia de género, fibromialgia, terapia familiar, discapacidad, trastorno mental grave, grupo de ayuda mutua y crecimiento personal, entre otros). Durante el 2017 participé en el equipo de investigación de la UOC en el proyecto Escola Nova 21 sobre nuevas pedagogías. Autora de varios artículos científicos en el ámbito de la psicología clínica, he sido premiada por el estudio “Personalidad y psicopatología en menores infractores” por el Centro de Estudios Jurídicos y Formación Especializada. Atiendo exclusivamente online.

Psicóloga en Barcelona Lumi Espinar

Lumi Espinar

Psicóloga General Sanitaria y Psicoterapeuta

Especialidades: Terapia individual, coaching, ansiedad, depresión

Soy Psicóloga y Psicoterapeuta humanista. Colegiada nº 22102 por el Colegio Oficial de Psicólogos de Cataluña y acreditada como Psicóloga General Sanitaria por la Generalitat de Catalunya. El grado en Clínica me dio las bases científicas para ejercer mi profesión con rigor y bajo preceptos científicos. El máster realizado en el Instituto Fromm, me dio la oportunidad de ampliar técnicas terapéuticas que me permiten tratar a mis pacientes de forma holística. Aparte de mi amplia experiencia como psicóloga y psicoterapeuta,  dirijo proyectos en empresas privadas sobre estrategias en manejo de equipos, análisis de comportamiento grupal e individual e ideación y desarrollo de investigaciones cualitativas relacionadas con las tendencias del comportamiento humano ante determinados productos y servicios, así como en la construcción de relaciones personales y profesionales.  En mi tiempo libre asisto a Congresos, amplío experiencias con otros profesionales del sector y colaboro en diferentes centros dando charlas sobre temas específicos, como crecimiento personal, adolescencia y crisis de identidad, qué hay detrás de la apatía y un largo etcétera de temas que son de gran interés y forman parte de nuestra vida y de la vida de las personas que nos rodean. Atiendo exclusivamente online.

Noemí Bartolomé

Noemí Bartolomé

Psicóloga, Psicoterapeuta y Pedagoga

Especialidades: Infantojuvenil, Terapia de pareja, Terapias contextuales

Psicoterapeuta especializada en el ámbito clínico (COPC nº 32008) y graduada en pedagogía. En el ámbito de la psicología clínica he realizado un máster en terapias contextuales y mi enfoque incluye terapias como la Terapia de Aceptación y Compromiso (ACT), la Activación Conductual (AC) o la Terapia Dialéctico Comportamental (DBT).
Algunas de mis áreas de especialización son la depresión, ansiedad, conflictos relacionales, autoestima, y terapia infanto-juvenil. Mi objetivo es acompañar a las personas para que logren construir una vida plena y con sentido.

Atiendo en modalidad presencial y online.

Psicóloga en Barcelona Paula Corella

Paula Corella González

Psicóloga y Psicoterapeuta

Especialidades: Ansiedad, depresión, TOC, trastornos de personalidad

Psicóloga (Colegiada COPC nº 30079) y psicoterapeuta especializada en el ámbito clínico. Máster en Psicología Clínica en la Universidad de Utrecht en los Países Bajos. He vivido en Holanda 3 años, durante los cuales estudié el máster y trabajé como psicóloga en la Clínica Privada Ravellaan, proporcionando psicoterapia en inglés, español y catalán. Experiencia con ansiedad, depresión, trastorno obsesivo compulsivo (TOC) y trastornos de la personalidad (TOC y trastorno límite). En mi tesis del máster investigué sobre trauma y rituales colectivos, y su posible implicación en la reactivación del trastorno por estrés post-traumático y de los procesos de duelo en individuos de la primera y tercera generación desde la Segunda Guerra Mundial. Atiendo en modalidad presencial y online.

Kevser Çakmak

Kevser Çakmak

Psicóloga y Psicoterapeuta

Especialidades: Infantojuvenil, Terapia de pareja, Terapia familiar

Describo mi orientación terapéutica como ecléctica con un enfoque humanista. Soy Licenciada en Psicología y durante el Máster me especialicé en psicoterapia infantil y adolescente con un sólido enfoque de psicología del desarrollo. Trabajé en un departamento de psiquiatría infantil en un importante hospital de Turquía y adquirí mucha experiencia con niños con trastorno del espectro autista. También soy evaluadora certificada de WISC-IV (Prueba de inteligencia para niños) para medir su grado de desarrollo y brindarles el apoyo y la dirección adecuados. Especialista en Terapia de Juego, Terapia Cognitivo Conductual para jóvenes (TCC) y Terapia Familiar. Actualmente, estoy completando un doctorado en consejería de parejas desde la Terapia Narrativa (psicoterapia de tercera generación) para abordar cualquier problema relacional o conflicto. Algunas de mis áreas de especialización:

  • problemas de desarrollo en niños, adaptación escolar, trastornos del aprendizaje, ansiedad, depresión, tics, conductas suicidas, celos entre hermanos, asesoramiento en caso de divorcio para niños y padres
  • problemas de comunicación y relacionales para parejas.

Atiendo en modalidad presencial y online.

Psicóloga en Barcelona Andrea Bos

Andrea Bos Real

Psicóloga, Psicoterapeuta y Criminóloga

Especialidades: Ansiedad, depresión, trauma, trastornos de personalidad

Estudié Psicología para poder acompañar a las personas en la mejora de su bienestar y en su proceso de crecimiento personal. Psicóloga colegiada por el COPC (nº 30.030) y licenciada en Criminología (UB, 2015). En el ámbito de la psicología clínica, tengo formación en técnicas de relajación para tratar bloqueos y traumas y en herramientas de intervención terapéutica con niños y adolescentes con Trastorno del Espectro Autista (TEA). Para ampliar mis conocimientos en el campo de la psicología forense, realicé un curso de Especialización en Entrevista Psicológica en casos de maltrato y abuso sexual infanto-juvenil. Atiendo en modalidad presencial y online.

Psicólogo en Barcelona Álex García

Alejandro García Alamán

Psicólogo General Sanitario y Psicoterapeuta

Especialidades: Terapia sexual, terapia de pareja, adolescentes

Psicólogo General Sanitario (colegiado COPC nº 21.430) y psicoterapeuta. Máster en Psicoterapia Humanista Integradora  (Instituto Erich Fromm, 2015). Postgrado como especialista en Terapia Sexual y de Pareja (UB, 2018). Curso un doctorado en Psicología y Salud por la UOC sobre relaciones a través de aplicaciones de citas. Amplia experiencia como terapeuta individual y de pareja, especializado en ansiedad, relaciones de pareja y terapia con adolescentes. Colaboro con diversas entidades como formador y docente. Tutor de prácticas de estudiantes de Psicología (UNED, UOC) y de diversos Masters (UB, ISEP). Profesor colaborador del Grado de Psicología en la UOC. Ingeniero superior de Telecomunicaciones, con 20 años de experiencia profesional como consultor de proyectos IT. Colaboro con proyectoART como psicoterapeuta. Escribo en el magazine digital JotDown en temas relacionados con la psicología. Atiendo en modalidad presencial y online.